Las mañanas y la cama.

No se si en mi otra vida fui un oso, yo creo que sí. Creo que sigue en mis genes o algo así porque eso de separarme de la cama me cuesta mucho mucho trabajo. Definitivamente no me creo persona matutina, claro que lo hago, pero hay muchas personas que lo logran mejor que yo.

Así que, fiel a mis costumbres, me puse a buscar una solución en internet. Y una llamó mi atención: PASTILLAS DE MENTA, así de simple!! entre más fuertes mejor!

Si eres de mi club y las mañanas te pesan, un consejo:

Ve a cualquier supermercado o tiendita de la esquina y compra unas mentas fuertes, de esas que usas cuando quieres dar una excelente impresión, no se en un súper date o en una entrevista de trabajo, algo así. Esto en lugar de tomarte toda la botella de Listerine jaja claro, por supuesto que higiene es higiene, aquí solo hablo de qué hacer para despertar mejor. 😀 Parece que el azúcar y la menta provocan en tu cerebro una reacción que en términos generales: lo despierta.

Me va funcionando, veamos que tal mañana. Dime que te funciona a ti también y quien sabe: IDEA MILLONARIA.