5 meses

Inevitablemente sucederá.
Las cartas en la mesa, el juego a la mitad, nada está definido; pero inevitablemente sucederá.

Sucederás, porque ya sucedes.