BULLSHIT

Si amas algo y lo dejas ir sin hablarle de tu amor, es que te faltaron huevos para luchar por lo que quieres. Punto.

“La materia no se crea ni se destruye…

A mí me gusta la onda de la transformación.. aunque en medio esté el miedo, el pocas veces verlo como una motivación porque no lo comprendo. Porque el miedo es como un mecanismo de protección, pero a la vez te ayuda a lidiar con lo desconocido cuando lo sabes usar, y te lleva al crecimiento, aunque también va creciendo contigo.

Leí una vez sobre los miedos y la evolución del pensamiento y entendí que entonces, por ejemplo, ya no temes ser exitoso, temes lo que llegues a definir como éxito; temes el liberar tanto tu mente que tambien se libere tu concepción sobre lo inmoral, porque crees que los que se apegan a las reglas lo hacen porque el miedo los obliga y van perdiendo la capacidad de pensar por sí mismos. Vas perdiendo el miedo de no ser querido, pero aparece la terrible angustia de no encontrar personas que piensen fuerte igual que tú, temes tener una vida sumergida en crisis existenciales por falta de adaptación a lo tradicional.

Quitar los miedos convencionales nos hace más livianos y ágiles, “Butmy dear, this is not Wonderland and you are not Alice”.. todo se vuelve un terreno extraño. Y de igual forma que los primeros miedos, los miedos en éste nivel se combaten de frente.

Hay un punto, considero, en donde tanta transformación te revuelve, te confunde, tu mente es un caos y lo vas contagiando a todos los rubros de tu vida. Pero es importante recordar que la ley de Lavoisier no lleva por nombre la transformación, sino la CONSERVACIÓN de la materia.

Sigues teniendo exactamente lo mismo, cuando entras y cuando sales. Sigues siendo tan tú. Con una percepción y enfoque diferentes. Pero exactamente tú.

Lo que llamamos esencia, aunque suene fantasioso, cobra mucho sentido en ésta explicación.

Y al final que bueno abrir los ojos y ver las cosas de todas las formas posibles que no muchos ven, y que aunque pocos las entiendan al menos por un instante es como un paraíso.

… sólo se transforma.- dijo Lavoisier.

Lo más sencillo..

“Usted no sabe como yo valoro su sencillo Coraje de quererme”..
No es que ponga a prueba a alguien (nunca a favor) pero es necesario tener el coraje para llegar a algo. Y lo más sencillo se vuelve tan complicado cuando vas perdiendo el coraje cosa por cosa..

Es muy sencillo esperar de la otra persona, esperar a que haga, a que diga, a que sienta; es muy sencillo pero muy doloroso. Creo que cuando estás en tu oportunidad, es momento de que empieces, además de demostrar, a decir lo que necesitas.

Si la onda es de dos, y estás decidido a que esa es tú persona en la vida, lo justo para los dos es que se enseñen a amarse… nadie nace sabiendo.

Aplicar lo que funcionó en tu antigua relación puede funcionar en la nueva, pero no es una regla… todos somos muy diferentes. Todos reaccionamos diferente. Y en realidad eso es un muy mal consejo, sobre todo si aún no haz terminado de cerrar ese ciclo. Seamos sinceros, a veces no entramos de lleno a las nuevas relaciones, a veces no estamos listos para algo que llega a tu vida.. pero así es esto: el autobús de la oportunidad pasa.. y tú decides si subirte o no, tú decides si ése será tu viaje y no hay regreso, o si te bajas en la siguiente esquina. La cuestión siempre es: Coraje = decisión.

Y si ya te subiste y conoces un atajo para llegar al destino soñado, hazla saber al chofer!!

Te subiste ya, pagaste tu ticket, tienes el derecho de decirle cómo se llega a ese lugar… Si dejas que el chofer avance, deseando coincida con tu ruta.. es seguramente una señal de que pronto bajarás de ese autobús, con una desilusión más, y un boleto de regreso en mano.

Decir lo que necesitamos no nos hace débiles, o inseguros, o exigentes.. la magia está en cómo lo decimos!

Decir lo que necesitamos es también estar dispuestos a escuchar lo que la otra persona está necesitando.. y si hay renuncia y hay entrega.. y si la otra persona tiene la capacidad,ya estando consiente de saber que necesito, de dármelo, y si yo tengo la capacidad de darle lo que necesita.. voilà!! El viaje empieza..