El único problema es..

que no piensas en cómo levantarte después del golpe.

Anuncios

Cuando el amor me ataca.

En palabras simples, el romance me enamora. El romance es algo que necesito que suceda para poder sentir una conexión mucho más profunda. Si la relación ha de trascender, es mediante el romance y no mediante el sexo que se vuelve importante para mí. De lo contrario, sería entonces una relación en la que no me siento identificada y comprometida a estar o quedarme.

Y si bien cada quien le llama como quiere, para mí, es el romance lo que distingue una relación de otra; es el romance lo que la hace fuerte, lo que la hace interdependiente, lo que le da seguridad, lo que la hace plena, lo que la hace intelectual.

Cierto es que no puedo esperar que expreses tu amor a como yo estoy acostumbrada a recibirlo y menos a como yo lo expreso, pero preferiría que dentro de tus expresiones estuvieran el:

1. Decirme que me amas. Sí, las acciones valen más que mil palabras, pero cuando las acompañas de ellas hacen una magnífica combinación.

2. Dedicarme tiempo. Interésate en lo que hago, en lo que digo y en porqué lo hago y lo digo. No sólo para tener un tema de conversación si no para conocerme mejor.

3. Cooperar. Que me acompañes a algún lugar aunque no te guste ir y lo hagas con alegría.

4. Acariciarme. Sí. Mi talón de Aquiles.

5. Dejarme entrar. Éste es el punto más importante. Dejarme entrar es darme la oportunidad de escucharte sin que te sientas juzgado, de divertirnos juntos con cosas que te gustan y te divierten, de compartirme esa persona que eres.

Enamórame enamorándote de mí. Porque cada vez que actúas desde tus miedos, doy un paso hacia atrás.

El amor y el odio tienen mucho en común.

Resulta que desgastamos igual en tiempo y en intensidad nuestra mente y energías cuando amamos que cuando odiamos. Cuando amamos no dejamos de pensar en esa persona, en lo que hace, en lo que dice, en cómo lo dice. Cuando odiamos.. ocurre exactamente lo mismo.

 

Quote Paulo.

“No tenia miedo a las dificultades: lo que la asustaba era la obligacion de tener que escoger un camino. escoger un camino significaba abandonar otros…”

Vamos experimentando…

..nuevos sentimientos. Me ha dado por escribir nuevamente… no sé si lo hago bien, dicen que se vuelve un vicio. Lo intento, ojalá resulte.

Necesito un vicio nuevo, el último me ha dejado especialmente, ¿cómo decirlo?, LOCA.

Escribo sobre mi nuevo viaje. Y viejo también. Tengo miedos, y nada parece tener sentido aún. Espero estar ya entrando justo a esa etapa de la vida en dónde todo lo intente hacer bien, y SIN DESISTIR. Porque es exquisitamente intolerante el caos mental con el que convivo muchas horas al día. Cada que no estoy en donde quiero estar, por ejemplo. No se pero he estado siendo un perturbador ruido a la quietud de la vida en mi familia, y no se, pero siento que no estoy a la mitad de terminar mi momento de ser ese ruido.

Escribo para darle un orden a mi mente. Para ver si al leerlo puede cobrar sentido. O puede (si no es mucho pedir) ser como un manual de lo que quiero y no se me olvide, así no me pierdo en el camino.

Será muy interesante y curioso leerme a mi misma. Conozco mis radicales cambios de humor, pero nunca los he leído.

Hoy estoy bohemia. Y algo muy cansada. Hoy, esto lo escribo para mí. Y me gusta.

Espero algún día escribir para alguien más.

Hoy me gusto. Hoy me siento caoticamente feliz.

Fue cuando..

“Y ella se enamoró de él. De su preciosa sonrisa, de sus increíbles ojos , de su melodiosa voz, de los regalos que él le hacía, de los recuerdos que compartían, de los momentos vividos, de las palabras dichas, de los secretos revelados. Se enamoró de todo lo que él significaba para ella. Se enamoró de su amistad y del tiempo que habían pasado. Los besos aumentaron el sentimiento. Los abrazos hacían mas grande la llama que le recorría por dentro. Y cada mirada, cada vez que estaba cerca de él, cada vez que podía sentir su olor, cada vez que era capaz de mirar dentro de sus ojos y ver más allá de lo que vería cualquier persona, su corazón se aceleraba y latía con una razón. Porque ella se enamoró de él”. ♥